qué-es-la-cavitación

Qué es la cavitación y qué beneficios tiene

La medicina estética ofrece una serie de tratamientos orientados a restaurar, mantener y promover la belleza y la salud. ¿Conoces qué es la cavitación y para qué sirve? Mediante la aplicación de procedimientos poco invasivos y que permiten corregir imperfecciones tanto en el rostro como en el cuerpo, puedes lograr excelentes resultados.

Dicho esto, en el presente post vamos a darte todos los detalles que debes tener en cuenta acerca de los beneficios de la cavitación y en qué consiste la técnica para que la puedas aplicar correctamente en tu clínica profesional.

Antes de nada, cabe mencionar que existe una amplia variedad de tratamientos estéticos para lograr un mejor aspecto de la piel y reducir grasa localizada en diversas partes del cuerpo.

Por lo cual, también es importante conocer las diferencias entre cavitación y presoterapia, ya que son dos de los procedimientos más efectivos de la actualidad.

¿Qué es la cavitación?

Para comprender qué es la cavitación, debes saber que se trata de un tratamiento estético no quirúrgico que tiene como finalidad erradicar la grasa corporal, lo que a su vez favorece la reducción de medidas corporales por medio del uso de ultrasonidos de baja frecuencia.

>  Modelo de ficha para un cliente de estética

El procedimiento se lleva a cabo mediante máquinas de cavitación especializadas, las cuales pueden aplicar distintas técnicas y funcionalidades, y que también pueden llegar a incorporar lipo láser, radiofrecuencia y vacío.

La cavitación muestra una gran efectividad en áreas donde se acumula gran cantidad de grasa, como el abdomen, los glúteos, las piernas, caderas, espalda, rostro y los brazos, logrando romper las células de grasa que luego serán eliminadas a través del sistema linfático.

Eso sí, antes de que un paciente sea sometido a un tratamiento de cavitación, es necesario que se le practique el estudio médico correspondiente para verificar que esté en condiciones aptas para recibirlo y para identificar las zonas de su cuerpo que ameriten su aplicación.

¿En qué consiste la cavitación?

Si estás pensando incluir este servicio en tu centro de estética, es fundamental conocer en qué consiste la cavitación, así como que debe ser aplicada por profesionales cualificados para obtener los mejores resultados para los clientes que lo contratan.

En una sesión de cavitación, la piel de la zona a tratar se cubre con un gel especial para pasar sobre ella el aparato que emite las ondas de ultrasonido de baja frecuencia.

Al aplicar las ondas de ultrasonido sobre el área tratada, se logra una fuerte presión sobre las membranas de las células grasas produciendo microburbujas en su interior, las cuales rompen los adipocitos, haciendo que la grasa se transforme a un estado líquido, para luego ser expulsada a través de la orina y el sistema linfático.

¿Es efectiva la cavitación?

La cavitación es un procedimiento apto tanto para hombres como para mujeres, y resulta particularmente eficaz en pacientes con acumulación de grasa localizada en zonas específicas del cuerpo, flacidez y con celulitis.

>  Cómo crear un logo para una peluquería profesional

Sin embargo, es importante destacar que no es un tratamiento orientado a perder peso, sino un procedimiento estético que debe ser complementado con ejercicio regular y una dieta equilibrada.

Beneficios de la cavitación

Son numerosos los beneficios de la cavitación como procedimiento médico estético, entre los cuales podemos mencionar:

1. Elimina la grasa

La acción de las ondas de baja frecuencia llega hasta tejidos más profundos de grasa localizada, alcanzando un alto nivel de efectividad para su eliminación.

2. Acaba con la celulitis

La celulitis y piel de naranja son consecuencia de las células adiposas que se acumulan en la dermis y forman bultos de tejido que producen un mal aspecto en ésta. Y con la cavitación puedes acabar con estos signos.

3. Mejora el tono de la piel

Gracias a los efectos de la cavitación, se obtiene una mejora en el tono de la piel y la elasticidad de los tejidos, haciéndola más firme y lozana.

4. Activa la producción de colágeno

Esta técnica promueve la producción natural del colágeno en la piel, haciéndola lucir más joven y tersa.

5. Mejora la circulación

Otros de los beneficios de la cavitación es la mejora de la circulación sanguínea y drenaje linfático, lo cual resulta muy interesante para mejorar la condición de salud de los clientes a nivel general.

6. Elimina toxinas

Es un tratamiento que favorece la eliminación de toxinas a través de la orina y el sistema linfático, contribuyendo también en la regulación del tránsito intestinal.

7. Reduce medidas

Otra de las grandes ventajas que puedes lograr es la reducción de medidas en las zonas del cuerpo donde se aplica, ya que permite eliminar las células de grasa localizada.

>  Mobiliario para barbería vintage: Monta un negocio estilo Retro

8. Otras ventajas

Adicionalmente, la cavitación representa diversas ventajas que no hemos mencionado hasta el momento, ya que se trata de un procedimiento indoloro, no es invasivo, no necesita de aplicación de anestesia y no tiene efectos secundarios.

¿Cuándo se notan los efectos de la cavitación?

Dependerá de la acumulación de grasa localizada de cada paciente. Pero si éste contribuye al tratamiento llevando una dieta sana y con la práctica de ejercicio de manera regular, los beneficios de la cavitación se pueden comenzar a observar desde las primeras sesiones.

Es importante destacar que los resultados de este procedimiento no son inmediatos, pues deben pasar algunos días para que se comiencen a notar. Aunque la pérdida de grasa se inicia tras la aplicación de cada sesión, ya que se transforma en líquido que posteriormente se elimina.

¿Cuántas sesiones de cavitación son necesarias?

La cantidad de sesiones del tratamiento va a depender de las condiciones del paciente, pero para alcanzar los máximos beneficios de la cavitación suelen ser necesarias entre 6 y 12 sesiones.

Cabe destacar que las sesiones de cavitación son sencillas y rápidas, con una duración promedio de 30 a 45 minutos cada una.

Es necesario ser constante en la aplicación de las sesiones, con pausas mínimas de 72 horas entre ellas. También es importante que tus profesionales recuerden a los pacientes la importancia sobre su colaboración, llevando un estilo de vida saludable y bebiendo el agua suficiente, lo cual contribuirá con la eliminación de las toxinas.

En el caso de que el paciente no colabore con las recomendaciones y frecuencia para el tratamiento, los resultados tardarán más en alcanzarse.

MÁS
Artículos